Aena da un nuevo paso en su proceso de internacionalización con la toma de control de seis aeropuertos brasileños.

El gestor aeroportuario, siguiendo los plazos fijados por la Autoridad Brasileña de Aviación Civil, ha asumido las operaciones de los aeropuertos de Recife, Maceió, João Pessoa, Aracajú, Juazeiro do Norte y Campina Grande, situados en el noreste de Brasil.

Estas seis instalaciones aeroportuarias se ubican en cinco estados del país suramericano y el año pasado sumaron en su conjunto un total de 13.726.900 pasajeros.

El 13 de enero, comenzaron las operaciones por parte de Aena Brasil en el Aeropuerto de Juazeiro do Norte-Orlando Becerra de Meneces, que en 2019 registró 535.443 pasajeros.

Tres días más tarde, el 16 de enero, en el Aeropuerto de Campina Grande-Presidente João Suassuna, que el pasado año recibió 125.468 pasajeros.

A estos dos le siguió, el 13 de febrero, el Aeropuerto de Maceió-Zumbi dos Palmares, con 2.093.069 pasajeros en 2019, mientras que el 20 de febrero, empezó la operativa en el Aeropuerto de Aracajú-Santa Maria, que el año pasado contabilizó 1.113.387 pasajeros.

Ya el 24 de febrero, fue el Aeropuerto João Pessoa-Presidente Casto Pinto, con 1.315.767 pasajeros durante 2019 y, por último, el Aeropuerto Internacional de Recife Guararapes-Gilberto Freyre, que en 2019 alcanzó los 8.531.312 viajeros, comenzó su operativa el 3 de marzo.