Flota de vehículos eléctricos de Aena

Los aeropuertos españoles apuestan por la movilidad eléctrica.

Aena prevé invertir alrededor de 300.000 euros en la adquisición de vehículos eléctricos de categoría M1 para varios aeropuertos españoles, que se irán desplegando por las instalaciones aeroportuarias de varias provincias en los próximos meses.

Se mantiene así la apuesta de la empresa pública por la movilidad eléctrica, una iniciativa que comenzó en marzo de 2010 con la primera experiencia piloto con vehículos eléctricos en el Aeropuerto de Madrid-Barajas. Aquella prueba sirvió para analizar la viabilidad de este tipo de vehículos en el entorno aeroportuario y finalizó con resultados exitosos.

Un año después, en agosto de 2011, la Administración presentaba en el aeropuerto madrileño la primera flota de vehículos eléctricos puesta en servicio por la empresa pública. Los 33 vehículos entre automóviles y furgonetas se establecían como la mayor flota de coches eléctricos utilizada por un gestor aeroportuario en Europa.

La utilización de los mismos, que fueron desplegados en los aeropuertos de Madrid, Barcelona, Palma de Mallorca y Lanzarote, ha permitido reducir al año 13.200 Kg de CO2 y han conllevado un ahorro anual de 13.000 euros para la empresa pública.

Los vehículos eléctricos son utilizados generalmente para dar servicio a los aeropuertos en las actividades realizadas en el “lado aire” por los departamentos de operaciones, medio ambiente e ingeniería.