Aeropuerto de Luton comprado por Aena

Abertis ha cerrado la venta del aeropuerto londinense de Luton a Aena por un importe de 518 millones de euros en una operación que no ha generado plusvalías significativas, según informó el grupo de concesiones.

La transacción, acordada en agosto y que se cierra una vez logradas las pertinentes autorizaciones, se enmarca en la estrategia de Abertis de rotar activos maduros y centrarse en el negocio de infraestructuras de autopistas y telecomunicaciones.

En virtud de esta política de negocio, la compañía que preside Salvador Alemany acordó vender la sociedad concesionaria del aeropuerto de Luton a un consorcio controlado al 51% por Aena y al 49% Axa Private Equity.

Abertis tenía este aeropuerto a través de la sociedad TBI, una firma que controlaba en un 90% y que estaba también participada por Aena en el 10% restante.

En un comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Abertis indicó que este aeropuerto habría contribuido al resultado consolidado del grupo en 2013 con una facturación de 141 millones de euros y un EBITDA de 46 millones de euros.

A lo largo de este ejercicio, Abertis ha ido vendiendo los aeropuertos de Belfast International y Stockholm Skavsta, las concesiones de terminal del aeropuerto de Orlando Sanford (Florida), el negocio de gestión aeroportuaria que TBI tenía en Estados Unidos y el aeropuerto de Cardiff.

En la actualidad, el grupo aún cuenta con su participación en el Grupo Aeroportuario del Pacífico (GAP) en México y la concesión del aeródromo de Montenegro Bay en Jamaica, si bien figuran como «activos disponibles para la venta».

En una presentación a analistas e inversores en París este lunes, Abertis expuso la «estrategia de focalización» que actualmente lleva a cabo para centrarse en los negocios de gestión de infraestructuras de telecomunicaciones y autopistas.

Según indicó el grupo, en virtud de esta estrategia, en los últimos ejercicios ha ejecutado desinversiones por valor de 4.000 millones de euros en activos de autopistas, aparcamientos, logística y aeropuertos, y ha realizado inversiones de 3.800 millones en autopistas y telecomunicaciones.