tecnologia-blockchain

Su implantación contribuye a la reducción de los tiempos de tránsito y envío.

Un envío internacional de mercancías exige la coordinación de entre 20 y 25 participantes, además de unas 200 interacciones y comunicaciones entre el operador logístico, el consignatario, el puerto y la aduana, entre otros actores.

Muchas de ellas todavía se realizan en papel, lo que genera impedimentos y retrasos difícilmente controlables que causan problemas en las entregas, con los consiguientes costes para toda la cadena de suministro. Por ello, en el caso del transporte marítimo, es especialmente importante el seguimiento de los contenedores que están en tránsito por todo el mundo.

La Asociación Española de Usuarios del Transporte de Mercancías, Aeutransmer, ha constituido un grupo de trabajo para estudiar las posibilidades que ofrece la tecnología blockchain en este contexto, proporcionando a los cargadores la oportunidad de una mayor integración con los participantes en la cadena de valor,.

Además, su implantación contribuye a la reducción de los tiempos de tránsito y envío, el aumento de la confianza y transparencia entre proveedores, colaboradores y consumidores, y la mejora de la trazabilidad y la imagen de marca.

Esta tecnología, vinculada al uso de los contratos inteligentes y el Internet de las Cosas, impide la manipulación de la información y abre la puerta que los procesos puedan ser exclusivamente digitales, evitando la necesidad de utilizar intermediarios que no aportan valor.