david-martinez_proequity

David Martínez, consejero delegado de Proequity, que celebra su X Aniversario.

La consultora madrileña Proequity, especializada en el mercado inmobiliario para el sector logístico, ha renovado su imagen y su página web, auténtica tarjeta de visita de las empresas en esta economía digital, con la ‘excusa’ de sus primeros diez años de actividad.

En este tiempo, ha consolidado un modelo de negocio muy enfocado a satisfacer las necesidades inmobiliarias de un sector como el logístico que ha experimentado una extraordinaria evolución en este tiempo.

Hemos aprovechado para hacer balance con el consejero delegado de Proequity, David Martínez, «de una actividad que hoy en día está más enfocada a la inversión y comercialización de grandes plataformas en toda España«.

El mayor reto al que se ha enfrentado la consultora en sus diez años de existencia ha sido nacer y crecer en medio de la crisis financiera que comenzó en 2008. Luego llegaron las necesidades de adaptarse a un sector cuya evolución desde la salida de la crisis ha ido de la mano de los cambios que ha experimentado la logística impulsados sobre todo por el e-commerce.

Proequity empezó como consultora especializada en el sector logístico industrial e inversión muy focalizados en la zona centro y en proyectos llave en mano. Un equipo muy especializado, con oficinas en Madrid y en Santiago de Chile, y una evolución del mercado favorable, con el boom que se ha vivido en los últimos años gracias al e-commerce, ha llevado a evolucionar hacia un modelo de negocio más enfocado a la inversión y comercialización de grandes plataformas.

Hace unos años las consultoras se limitaban a comercializar las naves que captaban. Hoy, diseñan proyectos o incluso gestionan suelo

En estos diez años se ha producido una notable profesionalización del sector, «hace unos años las consultoras se limitaban a comercializar las naves que captaban. Hoy, diseñan proyectos o incluso gestionan suelo», explica Martínez.

Al igual que ha cambiado y evolucionado la logística y el modo en el que llega el producto a las tiendas o al consumidor final, también ha evolucionado la manera de diseñar las plataformas. Hace unos años se trataba de proyectos muy estandarizados, hoy en día tienen unas características que se adecuan a necesidades muy específicas en las instalaciones.

Según el consejero delegado de Proequity muchas de las empresas «todavía no tienen claro cuales son sus necesidades» a la hora de desarrollar un proyecto logístico, ya que es un sector que es muy dinámico y cambia mucho. Aquí se encuentra el mayor desafío a la hora de diseñar una plataforma. Primero, porque el proyecto no nace de un día para otro y, en segundo lugar, porque debe tener un cierto recorrido y mantenerse al menos diez años.

Es en este punto de análisis donde el sector esta poniendo el mayor énfasis, para poder generar productos que se ajusten verdaderamente a las necesidades empresariales de los clientes.

Proequity lleva diez años operando en la zona centro.

Proequity lleva diez años especializado en el «real estate» del sector logístico.

Enfocados al cliente

Para David Martínez, la cercanía con los clientes es la seña de identidad de Proequity. Por una parte se aprende de ellos constantemente. «Son los operadores logísticos, los «retailers», los que pueden ver como evoluciona el sector y a partir de sus necesidades nosotros aprendemos con ellos», explica.

Por otra, trata de ofrecer el mejor servicio. La consultora conoce perfectamente el mercado y analiza la rentabilidad de los proyectos de sus clientes desde el principio, hasta que éstos han generado su plan de negocio; «solo asumimos proyectos en los que realmente creemos, porque consideramos que un fracaso de un proyecto es un fracaso nuestro», concluye.

Además sigue siendo una consultora global y ofrece sus servicios a todos los tipos de clientes. A pesar de que hoy en día la tendencia son los grandes proyectos, continúan asesorando y acompañando a clientes en proyectos de menor entidad.

Tras diez años en los que ha mantenido sus operaciones dentro de la zona centro, ahora busca expandirse. Con varios proyectos importantes en cartera, destaca uno en el País Vasco, que verá la luz en los próximos meses.

«Se trata de una zona con una gran demanda en la actualidad«, apunta el directivo, ya que apenas existen proyectos de actualización de plataformas logísticas a las necesidades actuales, al igual que ocurre otras zonas  fuera de Madrid y Barcelona, como Málaga o Sevilla y por supuesto Valencia, que está teniendo un gran desarrollo en la actualidad.

Hoy apenas queda suelo logístico disponible y casi todo esta en manos de promotores para futuros desarrollo llave en mano, sobre todo en zonas tradicionalmente logísticas de Madrid como los desarrollos de la A4 o las A2 o Illescas.

Por eso, desde Proequity apuestan por zonas que no han sido tradicionalmente logísticas como la A3 como futuros polos de desarrollo logístico de la zona centro.

«De cara al futuro nos gustaría continuar con este proceso de expansión y entrar gestión de suelos», concluye David Martínez