Air France, KLM y Martinair Cargo van a retirar del servicio  en el próximo año y medio, cuatro cargueros, reduciendo su flota a solo 10 aviones para 2015. Esto supone un cambio drástico en las condiciones del servicio, ya que en 2005 la compañía contaba con un total de 26 aviones cargueros. Los recortes tienen por objetivo, adaptar el tamaño de la flota a los requerimientos del mercado.

Air France cuenta actualmente con una flota de 37 aviones B777-300ER para pasajeros, además de otros cuatro que recibirá próximamente. La compañía completará su flota a partir de 2015 con 25 nuevos B787-9s y otros 25 A350s previstos para la entrega hasta 2018.

Con este aumento de flota, se sustituirán los cargueros que ahora se retiran. Como el mercado de carga es menos dinámico de lo que solía ser, en Air France-KLM Cargo han fijado un objetivo realista, con un crecimiento del 1 al 3% anual».

No hay ningún proyecto para retirar progresivamente cargueros de forma definitiva, ya que los 10 cargueros restantes serán utilizados al menos hasta 2020. Los cargueros que se retiran son dos B747-400ERFs de Air France, que formaban parte de un paquete de cuatro adquiridos en 2002..

Por otro lado, Martinair Cargo retirará por su parte un MD-11FS, y un ERFS, pero mantendrá un B747-400BCF, que realiza la ruta triangular entre Amsterdam, Guangzhou y Nairobi en código compartido con Kenia Airways. 

Desde 2005 Air France, KLM y Martinair Cargo han sufrido una caída en el tráfico del 26%, de 14.3 millones a 10.6 millones de TKTs en 2012. Por contra, en el mismo período el tráfico de otras compañías, como Emirates, se ha doblado hasta los 9.3m FTKs, Cathay ha crecido el 30% a 8.6m FTKs, mientras que en el caso de Lufthansa el crecimiento experimentado ha sido del 11% a 8.7m FTKs.