Es sobradamente conocido que los camiones en su movimiento originan una resistencia aerodinámica que crece con la velocidad y que se traduce en un aumento del consumo de combustible. Por eso, los diseñadores buscan continuamente el modo de reducir esta resistencia, en una batalla que se traduce en definitiva en buscar la fórmula para reducir los costes de explotación.

Las cuñas aerodinámicas Airtab, distribuídas en España por Knorr Bremse, son unas pequeñas piezas que colocadas en la carrocería de un camión, bien en la tractora, en el semirremolque o en ambos, son “generadores de vórtices” que reducen la resistencia aerodinámica que se produce sobre todo en el hueco entre la tractora y el semirremolque y en la parte trasera de los vehículos.

Instalados en la parte trasera de la cabeza tractora y en la parte trasera de los vehículos, cada una de estas piezas transforman el aire en dos flujos de aire en espiral de varios metros de longitud y varios centímetros de altura.

Cada cuña Airtab genera dos flujos de aire de aproximadamente cuatro o cinco veces la altura del sistema y varios metros de longitud. Estos flujos atraviesan el hueco tractora-semirremolque sin desviación alguna y reducen la turbulencia que se produce en la pare trasera del vehículo al reconducir la dirección del flujo de aire de vertical a horizontal.

El sistema, realmente efectivo a partir de los 60 Km/h, consigue así una reducción del consumo de combustible entre un 3% y un 5%, además de las emisiones de CO2. También mejora la estabilidad del vehículo y la visibilidad en la parte trasera a los vehículos situados detrás, al eliminar los remolinos que se originan en la parte trasera y que actúan como «succionadores», frenando al vehículo en su marcha.

Las cuñas Airtab son unas piezas autoadhesivas de muy fácil instalación y su eficacia depende de dónde se instalen y del número que se monten. Así por ejemplo para un conjunto tractora-semirremolque con Airtab instalados en ambos, en el techo y lateral, con 100.000 km/año y un consumo medio de 38 l/100 km, que equivale a un consumo anual total de 38.000 litros, el ahorro anual con Airtab puede estar entre los 1.254 €  y los 2.090 €.

Este sistema lo puede montar cualquier fabricante de semirremolques o en la red de distribuidores Knorr-Bremse, que ofrece descuentos especiales en el sistema Airtab al especificar sistema de freno Knorr-Bremse en la compra de su nuevo remolque (902 100 569 – 600423993, o bien en Training.e@knorr-bremse.com).

Cada cuña Airtab genera dos flujos de aire que atraviesan el hueco tractora-semirremolque sin desviación alguna, con lo que reducen la turbulencia y por tanto el consumo de combustible.