Labores de amarre de un buque

El plazo de ejecución para la instalación de este sistema es de cuatro meses.

La Autoridad Portuaria de Ferrol ha dado la autorización a las empresas Alúmina Española y Aluminio Español para la realización de las obras de instalación de un sistema de protección anticaídas para la prestación del servicio de amarre y desamarre de buques en el puerto de San Cibrao.

El sistema incluye la modificación de las puertas de acceso a los ‘norays’, un tipo de amarre en tierra que permite fijar la embarcación, y la instalación de puntos de anclaje fijos. Además se insertará una línea de vida horizontal, en paralelo a los raíles de las grúas portuarias, fijada en el suelo, con un carril de desplazamiento. El proyecto recoge que se definirá una zona para la colocación de los camiones en el caso de aprovisionamiento a los buques.

También se ampliarán las barandillas de seguridad y se pintarán todos los ‘norays’. El objetivo de Alcoa es ampliar las protecciones existentes, en las zonas donde sea posible, y que no interfieran en la seguridad ni en la operatividad de las propias actividades portuarias que realiza en el puerto de Ferrol.

El plazo de ejecución para la instalación de este sistema es de cuatro meses.