A partir del 1 de Julio de 2012 todos los vehículos que circulen por territorio francés deberán estar equipados con un dispositivo de detección de alcohol que impida la puesta en marcha en caso de que el conductor supere la tasa de alcohol permitida.

Por esto Continental VDO, presenta este nuevo dispositivo anti arranque, denominado Alcoholock, que ayudará a la flota a cumplir la normativa y a ofrecer un transporte de seguridad.

En esencia se trata de  un dispositivo anti arranque por alcoholemia que mide la concentración de alcohol en el aliento (BrAC) de un conductor e impide el encendido del vehículo si el este está por encima del nivel límite predeterminado, que en Francia está fijado en 0,25 mgr/l de aire expirado, y que afectará a todos los conductores españoles que pasen la frontera y circulen por sus carreteras.

El funcionamiento del dispositivi es sencillo: antes de encender el vehículo, el conductor realiza una breve prueba de alcohol en el aliento al soplar dentro del dispositivo y éste detecta si el conductor ha estado bebiendo y cuál es la concentración exacta de alcohol en el aliento.

Si la concentración en el aliento está por encima de un nivel límite predeterminado, el vehículo no se encenderá y quedará paralizado, asegurando por lo tanto un transporte fiable para el conductor, pasajeros y resto de circulantes.

Alcoholock es una solución que ayuda a gestionar la seguridad y calidad de la flota. Gracias a una conexión wifi, se podrá acceder a los datos en tiempo real y el gestor de la flota tendrá toda la información de sus conductores a través de sencillos informes de gestión.