Volkswagen detecta nuevas irregularidades en los modelos Caddy y T6 de 2016.

Las modificaciones no afectarán al consumo de combustible, el funcionamiento del motor o las emisiones de ruido.

La Autoridad Federal del Transporte de Alemania (KBA) ha aprobado de manera definitiva las soluciones propuestas por Volkswagen para la modificación de los vehículos diésel con motor EA189, tras las irregularidades detectadas en las emisiones de CO2.

Las marcas del grupo comenzarán a contactar en las próximas semanas a todos los propietarios de estos vehículos con el fin de que puedan concertar una cita lo antes posible con el servicio técnico oficial que elijan para llevar a cabo los cambios necesarios.

En Alemania, los clientes ya han recibido una carta informativa poniéndoles al corriente de la situación, según lo acordado con las autoridades en la primavera de 2016. Ahora, tras la aprobación de las soluciones técnicas para todos los modelos, los clientes recibirán una nueva comunicación invitándoles a pedir cita en un taller de su elección.

La KBA ha confirmado que las modificaciones aprobadas para estas unidades no afectarán negativamente al consumo de combustible, el funcionamiento del motor o las emisiones de ruido. Una vez aplicadas, los vehículos cumplirán todos los requisitos legales, así como los estándares de emisiones vigentes.

Volkswagen ha trabajado intensamente para implementar estos cambios, que en el caso de Europa se están llevando a cabo de acuerdo a un calendario previamente fijado y un plan de acción coordinado con la Autoridad Federal del Transporte de Alemania.

Las modificaciones no supondrán coste alguno para los usuarios, que además, como parte del proceso, tendrán la posibilidad de utilizar un vehículo de sustitución de forma gratuita.

La aprobación afecta a todos lo vehículos que se han visto implicados en el escándalo, salvo a los de Estados Unidos y Canadá. En este sentido, cabe recordar que las autoridades estadounidenses han dado el visto bueno a un plan de indemnizaciones, que asciende a 14.700 millones de dólares (14.073 millones de euros).