Mega Trucks de 25,25 metros y 60 toneladas

La industria alemana de vehículos industriales ha solicitado la introducción de los mega trucks en el transporte transfronterizo de mercancías para ayudar a reducir el uso de combustible y, consecuentemente, las emisiones de CO2 y los costes de los operadores de transporte.

Así se ha expuesto durante un debate organizado en el salón IAA 2014 de Vehículos Comerciales en el que han estado presentes la Asociación Alemana de la Industria Automovilística (VDA), el ministro de Transportes de Alemania, Alexander Dobrindt, y el ministro-presidente de la Baja Sajonia, Stephan Weil, y empresarios del sector.

Según la VDA, para lograr el objetivo de reducir un 20% las emisiones de C02 del tráfico en Europa en 2030, tendrá que explotarse todas las posibilidades. «Los megatrucks pueden permitir un ahorro de hasta un 25% en combustible y en C02 por tonelada transportada. Por tanto, son auténticos ‘eco-camiones'», ha asegurado la asociación.

Por su parte, Dobrindt también ha valorado de forma positiva la utilización de este tipo de camiones. «Mi objetivo es que se usen en las operaciones regulares». Para respaldar su opinión, el ministro ha presentado un informe provisional del Instituto alemán de Investigación Federal de Carreteras (BASt) en el que se muestra que el uso de los megacamiones ayuda a que el transporte por carretera sea más eficiente. Además, según Stephan Weil, ya se están realizando las primeras pruebas de este tipo de vehículos en la Baja Sajonia, para conocer si, a gran escala, comportará buenos resultados.

A principios de 2012, comenzaron a realizarse las primeras pruebas con los megatrucks; actualmente, hay 39 transportistas que participan en ellas con 80 vehículos. Además de los resultados sobre su mayor eficiencia, en el estudio del BASt se recoge que el megatruck no competirá con el ferrocarril, sino que está diseñado para ser integrado en el transporte intermodal y que no representará una carga mayor sobre las carreteras.

Así, se ha estimado que la implantación de los megatrucks será útil y su circulación no resultará peligrosa en las autopistas. En este sentido, se ha apuntado como una prioridad el definir una red de autopistas en Alemania por la que este tipo de camiones puedan circular con seguridad. De esta forma, la VDA ha solicitado a la UE que permita el tráfico transfronterizo de megatrucks.

Según Daimler, también con representación en el debate, «dos megatrucks pueden hacer el trabajo de tres vehículos convencionales, con lo que se reduciría la cantidad de tráfico, mientras se reduce el peso sobre la infraestructura y el impacto sobre el medioambiente. Nunca se logrará el mismo ahorro con los megatrucks que con el uso de otras tecnologías».