En el sector del transporte de nuestro país trabajan 174 filiales de empresas extranjeras, un 1,4% anual más que hace un año.

Estas empresas dan empleo a 27.907 trabajadores, un 2% anual más, y tienen una cifra de negocio de 4.785 millones de euros, un 1% anual más, según los últimos datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística referidos a 2015.

Así mismo, otras 462 filiales de empresas extranjeras desarrollan su labor en el segmento de almacenamiento y actividades anexas al transporte, un 3,7% más que hace un año.

Dichas compañías ocupan a 41.509 trabajadores, un 3% más que en 2014, y tienen una cifra de negocio de 9.303 millones de euros, un 1,9% anual más.

Entre ambos segmentos, de transporte y de almacenamiento y actividades anexas al transporte, suman una cifra de negocio conjunta de 14.088 millones de euros, lo que supone un 2,89% del volumen total de cifra de negocio de todas las filiales extranjeras en España que, en 2015, alcanzó un total de 488.156 millones de euros, para un total de 636 filiales.

Además, las empresas filiales de ambos segmentos tuvieron unos gastos de personal de 2.308,29 millones de euros en 2015.

Sus ventas fuera de España totalizaron 3.964,86 millones de euros, de los que 857,92 millones corresponden al segmento de transporte y 3.106,94 millones al de almacenamiento y actividades anexas al transporte.

Reino Unido y Alemania, principales inversores extranjeros

El Reino Unido es el principal país inversor en España dentro del segmento de transporte. Sus inversiones representan un 30% del valor añadido generado por las filiales de empresas extranjeros en esta área económica.

Tras él se colocan Alemania, con un 23,4% del valor añadido, y Francia, con 13,4% del valor añadido.

Sin embargo, dentro del almacenamiento y actividades anexas, Alemania es el principal país inversor en España, con un 17% del valor añadido generado por las filiales extranjeras en el segmento.

Le siguen el Reino Unido, con un 23,2% del valor añadido, y Francia, con 13,4% del valor añadido.

Por otra parte, el salario medio que pagan las filiales extranjeras de transporte se coloca en los 29.06 euros, mientras que para las de almacenamiento y actividades anexas al transporte alcanza los 33.153 euros.