Con el fin de plantar cara a la actual crisis sanitaria, Alfaland ha activado su plan de contingencia y sus protocolos de actuación en todas sus delegaciones en la península ibérica y las islas.

Entre las medidas puesta en marcha se incluye la de teletrabajo para todo aquellos cuyas funciones lo permitan.

Además, dado la alta necesidad que tiene la compañía de sus servicios de atención al cliente, principalmente en los sectores de la logística, transporte, distribución, farmacéutica y alimentación, la compañía de manutención ha implementado igualmente protocolos de actuación.

La intención de Alfaland es la de asegurar la continuidad de las actividades logísticas, una función que en una situación de crisis como la actual cobre especial relevancia para el abastecimiento de productos de primera necesidad a una población aislada.

La empresa ha puesto en marcha todas estas medidas para garantizar la máxima protección de sus empleados y la de sus clientes.

De igual manera, Alfaland afirma que «seguirá en sus esfuerzos para cumplir con la responsabilidad social de asegurar el correcto funcionamiento de sus servicios para todas aquellas empresas cuyas actividades sean de cubrir los servicios y productos de primera necesidad para la población».