Alfaland es el distribuidor de las carretillas Utilev en la Peninsula Iberica

Alfaland comenzó su actividad hace 30 años, como distribuidor para España de las carretillas Hyster. Su experiencia en estos años ha evolucionado junto con la gama de soluciones que ha ido incorporando, desde la venta de carretillas elevadoras hasta los proyectos de gestión de flotas o desde los sistemas de radiofrecuencia a las soluciones completas de gestión en la cadena de suministro.

Ahora Alfaland incorpora una nueva gama de carretillas elevadoras, que bajo la marca Unilev, fabrica Hyster Yale Materials Handling, escindido del Grupo Nacco en septiembre del pasado año. Unilev «la carretilla sencilla», es distribuída en los mercados español y portugués por Alfaland, especialista en equipos y servicios para la logística, como complemento a la gama de carretillas Hyster.

La nueva gama de carretillas elevadoras ofrecen una opción atractiva para aquellos usuarios que, aunque requieren un equipo de manipulación de materiales, no necesitan que este tenga una funcionalidad avanzada.

Estas carretillas ofrecen un planteamiento de simplicidad para el manejo de materiales, proporcionando soluciones asequibles, fiables y rentables en aquellos lugares donde se necesita un equipo de manipulación de materiales de forma intermitente durante la semana de trabajo.

La gama de carretillas contrapesadas Utilev, UT15-18P y UT20-35P Diesel y GLP,  han sido diseñadas para que sean fáciles de operar y de mantener. El diseño ergonómico del equipamiento en el compartimento del operador, muy similar al de automoción, significa que el conductor se sentirá muy cómodo trabajando durante las operaciones de manipulación

El servicio se puede realizar rápida y fácilmente y la utilización de robustos componentes de alta calidad probada, dan como resultado, operativas fiables y, unos requerimientos de mantenimiento reducidos y poco costosos.

Están disponibles con una gama de motores eficientes, silenciosos y de funcionamiento limpio tipo Yanmar diésel o Nissan de GPL, así como con una servotransmisión de una velocidad, todo lo cual permite obtener niveles bajos de ruido y vibraciones.

Gracias a la sencillez de los componentes, el mantenimiento se puede llevar a cabo con rapidez y facilidad, incluso cuando no se disponga de ordenadores personales, ordenadores portátiles o herramientas de diagnóstico.