Damm negocia hacerse con el total del capital de Alfil Logistics

El objetivo del operador es ofrecer un servicio cada vez más completo a sus clientes.

El operador logístico Alfil Logistics, propiedad del Grupo Damn y Renfe, pretende ampliar su área de influencia hacia hacia Estados Unidos y China, donde llegará después del verano de 2017, según recoge el diario Cinco Días.

Así, en el mes de septiembre la compañía abrirá su primera oficina en la ciudad china de Shanghai para dirigir desde allí sus operaciones en el país asiático, donde su volumen de operaciones justifica la apertura de una nueva sede, que se centrará en el comercio de bebidas, frutas y hortalizas españolas.

A finales de octubre o principios de noviembre, inaugurarán su primer centro logístico en Estados Unidos, ubicado en Carolina del Norte, desde donde podrán organizar sus operaciones en la costa este. La actividad, que se centrará inicialmente en atender las necesidades logísticas de un cliente del ámbito industrial, podría extenderse más adelante a Florida o San Francisco.

Su próximo destino es Cuba, donde pretenden aprovechar las oportunidades generadas por la apertura en el país.

los del 5% en 2017

En total, aspiran a crecer entre un 15 y un 20% con sus nuevos centros en China y EE.UU y confían en alcanzar los 100 millones de euros al cierre de 2017.

En lo que respecta a España, la intención del grupo es reforzar su apuesta por los servicios logísticos y el comercio electrónico, por lo que están preparando un cambio de estrategia centrado inicialmente en Madrid y Barcelona, junto a un plan de reducción de costes.