La start-up especializada en conducción autónoma DeepRoute.ai ha recaudado 300 millones de dólares en una ronda de inversión en la que ha participado Alibaba, lo que le permitirá ampliar su flota y desarrollar otros productos más enfocados en la logística.

El gigante del e-commerce ya ha realizado previamente inversiones en otras empresas del sector, como AutoX o Xpeng. En el caso de DeepRoute.ai, que ya está probando vehículos autónomos en ciudades como Shenzhen y Wuhan, utilizará los fondos para duplicar su flota de robo-taxis hasta llegar a 150 antes de final de año.

La mitad de ellos serán operados por la empresa directamente y la otra mitad por sus socios. También ampliará su plantilla hasta las 600 personas, incluyendo la de conductores de seguridad, que actualmente se encuentra en 400.

A medio plazo, su estrategia pasa por el desarrollo de camiones medios o pesados para la logística urbana, que permitan mejorar el transporte de mercancías, por lo que se espera que Alibaba se convierta en uno de sus principales clientes.