A punto de cumplirse un año de actividad, el supermercado online alice.es ha ampliado su catálogo de referencias con la introducción de la gama de productos refrigerados desde este pasado lunes 2 de julio.

En principio, «los primeros productos refrigerados que se han introducido en la oferta de alice.es son yogures, lácteos y algunos otros, pero esperamos seguir ampliando la gama en los próximas semanas«. asegura a cadenadesuministro.es Javier Pascual, director de logística de la compañía. A pesar del poco tiempo transcurrido, asegura que casi todos los pedidos realizados desde ese día ya incorporan productos refrigerados, «lo que denota el acierto y que hay demanda«.

Respecto a la posibilidad de introducir más adelante la opción de productos congelados, Pascual opina que por ahora no hay intención de incorporar esta oferta «pero dependerá en cualquier caso de las exigencias que nos hagan los clientes«.

Factor5 nuevo operador logístico

La introducción de la gama de productos refrigerados ha implicado paralelamente el cambio de operador logístico de alice.es. Así, desde el pasado mes de mayo el operador Factor 5 se ha hecho cargo de las labores de almacenamiento y preparación de los pedidos del supermercado online, en sustitución de FM Logistics, que ha venido realizando estas funciones desde la fase en pruebas de alice.es y desde su lanzamiento oficial el pasado mes de septiembre desde sus instalaciones en Torija (Guadalajara).

«Con la puesta en marcha del refrigerado, no encontramos la respuesta que buscábamos con FM logístics y es evidente que en estos momentos no podemos contar con dos operadores logísticos porque con los volúmenes que tenemos no se justifica«, asegura el responsable de logística.

Según Pascual, cuando en marzo alice.es aprobó definitivamente la introducción de los productos refrigerados, FM Logistics planteo que no le interesaba porque suponía un cambio sustancial de su negocio ya que  ellos no trabajan gama refrigerada en ningún sitio y, además, requería una serie de inversiones en el almacén.  En todo caso, deja claro que durante el tiempo en que ambas compañías han colaborado juntas, «hemos estado muy contentos con el trabajo realizado por este operador logístico«.

Por ello, «decidimos abrir un nuevo concurso de licitación donde ganó Factor 5«. La firma con este operador se hizo a finales de mayo y en junio ya se ha encargado de la preparación de todos los pedidos de clientes y, desde el día 2 de julio, también se ocupa de la gama de refrigerados. En cuanto al transporte y distribución final al cliente, Pascual aclara que la sigue realizando Seur.

Logística inversa

La introducción de los refrigerados también ha supuesto para Alice.es adoptar nuevas medidas para garantizar que los productos llegan en perfectas condiciones a sus clientes y, además, el diseño de una logística inversa de recuperación de los envases en los que se distribuye.

Así, Alice.es ha adquirido una bolsas isotérmicas que llevan acumuladores de energía que garantizan que los productos aguantan hasta 48 horas de frío cuando están en su interior. «Así el cliente siempre recibe los productos de forma óptima«, indica Pascual. La mercancía refrigerada sale en estas bolsas y lo único más complejo, asegura, «es que hemos tenido que montar una logística inversa para recuperar estos envases especiales«. Es Seur el encargado de esta labor, al retirar el envase isotérmico antes de entregar la mercancía y devolviéndola a Factor 5 para que realice los nuevos pedidos.

Entrega en drops points, de momento no

Preguntado por la posibilidad de que el cliente pueda recoger sus pedidos en algún punto de conveniencia, el responsable logístico de Alice.es apunta que esta idea «siempre la hemos valorado«. Sin embargo, cree que por ahora el diferencial de precios entre la opción de entrega final o la opción de recogida en un punto de conveniencia «es muy pequeña, con lo cual a nivel de repercusión al cliente final no genera un beneficio importante». Además, cree que «la tipología de nuestros pedidos tampoco lo aconseja porque son bultos grandes y pesados y para muchos de nuestros clientes el objetivo cuando hacen el pedido es no tener que cargar con mercancías pesadas».

En estos momentos, el pedido medio de los clientes de Alice.es es de unos 55 kilos «y con los productos refrigerados el objetivo es que pueda subir hasta los 60 o 65 kilos«. En este sentido, Pascual indica que «ya hemos notado un incremento del peso medio en los pedidos de verano porque incluyen más líquidos«.

Por ello, la opción del «drop point» para la entrega no es una prioridad en estos momentos para alice.es. Además, «hay que tener en cuenta que la duración de los refrigerados es de máximo 48 horas«, observa Pascual,  por lo que cree la opción de entrega en unos determinados puntos debería implicar también que dispongan de cámaras de refrigeración para conservar el pedido.