La plataforma de e-commerce AliExpress ha advertido a sus clientes de que es posible que sus pedidos tarden más de lo normal en llegar debido a la crisis generada por el coronavirus. Gran parte de los vendedores que operan en la web están radicados en China, donde surgió este virus, por lo que algunos envíos están tardando mucho en ser procesados.

Hay que tener en cuenta que al contrario que en Tmall o Taobao, que también se integran en Alibaba, la mayoría de pedidos no van dirigidos al mercado chino, sino internacional, lo que está dificultando los procesos.

Además, algunos clientes se quejan de que, una vez pasado el plazo previsto para la entrega, se renueva automáticamente en lugar de cancelarse el pedido y proceder a la devolución del dinero. La respuesta que vienen ofreciendo hasta ahora en la plataforma es que se debe contactar directamente con el vendedor ante cualquier problema, pero muchos usuarios denuncian que la comunicación no ha sido posible.

Desde AliExpress han confirmado que están estudiando la situación y que siguen trabajando para ayudar a los vendedores a cumplir con sus entregas, tratando de minimizar las dificultades que están sufriendo los clientes.

En Alibaba ya han previsto una caída en sus ingresos en este segmento clave de su negocio, teniendo en cuenta lo fuerte que ha golpeado el coronavirus a las cadenas de suministro y entregas en China.