Las unidades ya se encuentran operando en sus rutas habituales.

Las unidades ya se encuentran operando en sus rutas habituales.

Alimerka, cadena de supermercados que opera principalmente en el norte del país, ha incorporado 20 camiones Scania propulsados por gas natural licuado, a su flota de 59 unidades.

El objetivo es aportar una solución sostenible y eficiente para el entorno, a la vez que se garantiza la reducción del consumo y se consigue un abaratamiento de costes. Las unidades ya se encuentran operando en sus rutas habituales.

Los camiones adquiridos, 10 unidades G340 6×2, 4 GNL, siete unidades G340 4×2 y tres unidades P340 4×2, ofrecen un par máximo de 1.600 Nm y cuentan con dos depósitos de GNL con una capacidad de 150 kg y 115 kg, respectivamente.

Destacan los tres camiones P340, que son más ligeros y montan una caja de cambios automática pensados para entornos urbanos.

Estos vehículos, que tienen una autonomía de 1.000 km gracias a sus dos depósitos de GNL, se ocupan de realizar el transporte por carretera hasta los diferentes puntos de venta que la cadena tiene tanto en Asturias como en Castilla León y Galicia. También se destinarán a la distribución urbana, gracias a que generan aproximadamente la mitad de ruido que un camión convencional.

Las unidades están aportando unos datos de consumo de combustible y reducción de la huella de CO2 por encima de las expectativas,  gracias al servicio ‘Scania Optimise‘, centrado en el desarrollo del conductor, que proporciona una formación continua, asesoramiento y asistencia.