La empresa de distribución alimentaria Alimerka ha decidido incorporar a su flota el primer camión 100% eléctrico de Scania, con el que realiza desde hace algunas semanas, trayectos entre su centro logístico en Asturias y los distintos puntos de venta. La experiencia ha resultado tan buena para la compañía que ha decidido la compra de más unidades.

Este vehículo pertenece a la serie P y tiene un motor eléctrico que proporciona una potencia de 230 kW, equivalente a algo más de 310 CV, y 9 baterías de iones de litio que ofrecen una capacidad total instalada de 300 kWh.

Durante los cuatro primeros meses de trabajo con el camión, éste ha recorrido una media de 180 kilómetros al día, lo que ha permitido realizar el mismo trabajo habitual de rutas que con un camión equivalente con motor de combustión.

Con una autonomía de hasta 250 kilómetros, el camión eléctrico de Scania está disponible para las cabinas L y P y ofrece la oportunidad de realizar trayectos de corta y media distancia 100% limpios. Su motor eléctrico proporciona una potencia continua de 230 kW y una máxima de 295 kW, y está disponible con la opción de cinco baterías, para un total de 165 kWh, o nueve baterías de 300 kWh de capacidad total instalada.

La batería del camión eléctrico está equipada con un sistema de recarga estándar en corriente continua: las cinco baterías se pueden cargar en menos de 55 minutos y las nueve, en menos de 100 minutos. El vehículo también se recarga a través de la frenada regenerativa.

 

banner-suscripción-a-cadena-de-suministro-750x110px