OCEM quiere que se agilice la concesión de permisos para realizar mudanzas en la ciudad de Madrid ante el incremento de la demanda.

El sector madrileño estima que, desde que el pasado 13 de abril, se ha reactivado la demanda para servicios de mudanzas y que en las próximas semanas se incrementará tanto para viviendas como para oficinas.

Con el fin de lograr una reanudación ordenada de la actividad de las mudanzas y evitar una realización descontrolada de estos trabajos, la asociación madrileña considera necesaria «una incorporación progresiva y escalonada para la realización de mudanzas y lograr, de esta manera, dar una respuesta razonable al cuello de botella de servicios acumulados durante todo este tiempo».

Así mismo, la patronal estima imprescindible que el Ayuntamiento de Madrid flexibilice el criterio de urgencia para conceder los permisos de ocupación de «la vía pública necesarios para realizar mudanzas, como ya se está haciendo en otras ciudades».

Para poder llevar a cabo su actividad con todas las garantías, la organización empresarial ha presentado un protocolo con medidas de protección y prevención, tanto para las empresas de mudanzas como para clientes, con el objetivo de velar por la salud de los trabajadores y de los propios clientes, el cual también ha sido elevado al Ayuntamiento de Madrid.