Amazon Prime NOW

La multinacional ha tratado de ajustar al máximo las franjas horarias de entrega de sus pedidos.

Una de las quejas más habituales de todo usuario del comercio electrónico es tener que estar esperando toda la mañana o la tarde a que el repartidor aparezca en su puerta con su pedido. En muchas ocasiones, la franja horaria orientativa que el operador proporciona en su mensaje de aviso es relativamente amplia, lo que obliga al comprador a permanecer a la espera de su pedido sin poder dedicarse a otras actividades.

Estos periodos de tiempo más bien inexactos tienen muchas veces como consecuencia las temidas entregas fallidas, al no poder coordinarse el repartidor con el cliente y encontrar el domicilio vacío en el momento de su llegada.

La situación suele generar una serie de costes añadidos para la entrega, a menos que el comprador decida recoger él mismo su paquete en una oficina del operador logístico, un punto de conveniencia o una taquilla.

Para solucionar este problema, Amazon ha tratado de ajustar al máximo las franjas horarias de entrega de sus pedidos, que se limitan a dos horas para los usuarios suscritos a sus servicios Prime Now, aunque también tienen disponible la opción de entrega en una hora.

Disponible ya en ciudades como Madrid, Barcelona y Valencia, este servicio tiene un coste añadido, pero permite al usuario disfrutar de sus pedidos de alimentación y bebidas, droguería, belleza, electrónica, deportes, juguetes, hogar y regalos de forma rápida y sencilla, en la franja horaria de su elección, ya sea en el mismo día en que realiza el pedido o al día siguiente.