Trabajadores en la zona de preparacion de pedidos de un almacen de Amazon

Se calcula que la subida salarial afectará a unos 250.000 trabajadores en Estados Unidos.

La presión política y social ha llevado a Amazon a aumentar los salarios de sus trabajadores en Estados Unidos y Reino Unido hasta los 13 euros por hora. La medida, que se aplicará desde el 1 de noviembre, afectará a los empleados a tiempo completo, a tiempo parcial, indefinidos o temporales, incluyendo los que prevé contratar para la campaña de Navidad.

Actualmente, la multinacional emplea a unas 575.000 personas en todo el mundo, lo que da buena muestra de su fuerte crecimiento en los últimos años. De hecho, su irrupción en el mercado retail ha obligado a numerosos comercios tradicionales a cerrar o acometer reducciones de personal.

Sin embargo, los salarios de los trabajadores han sido siempre muy criticados, especialmente si se tiene en cuenta que su fundador, Jeff Bezos, es ya la persona más rica del mundo, con una fortuna de 165.000 millones de dólares (143.515 millones de euros).

Entre las cosas que más se le han reprochado al gigante del e-commerce desde la clase política y las organizaciones sindicales, destacan las condiciones y salarios de los empleados de sus almacenes y los conductores que realizan las entregas de última milla.

Se calcula que la subida salarial prevista afectará a unos 250.000 trabajadores en Estados Unidos. Mientras tanto, en países como España o Alemania todo sigue igual para los asalariados, que no desisten en su objetivo de mejorar su situación laboral.

En Madrid, el conflicto entre la empresa y sus empleados no termina de resolverse y después de varias huelgas e intentos de negociación, la solución sigue estando lejos. En la plataforma de San Fernando de Henares, según confirma el diario La Información, el salario medio es de 11 euros la hora y por el momento, no parece que el e-tailer tenga intención de realizar ningún ajuste.