Amazon dejará de utilizar bolsas de plástico de un solo uso desde el próximo 1 de enero para empaquetar los envíos realizados en España a través de su propia red de distribución.

Este cambio afectará tanto a los artículos vendidos por Amazon, como a los de los colaboradores comerciales que utilizan sus servicios logísticos, mientras que para los pedidos de mayor volumen se seguirán utilizando cajas de cartón.

A cambio, la compañía norteamericana usará bolsas de papel flexibles y sobres de cartón, que, a su juicio, son más fáciles de reciclar y que incorporan más material reciclado y permiten reducir el volumen de los paquetes en comparación con las cajas de cartón corrugado.

En paralelo, la plataforma está ampliando la selección de productos que se pueden enviar en el embalaje original de cada fabricante, a los que incorpora directamente una etiqueta con la dirección del cliente, sin necesidad de tener que añadir embalaje adicional.

Esta medida se suma a las diferentes iniciativas que el gigante del comercio electrónico ha puesto en marcha para mejorar la sostenibilidad de sus envíos.

La norteamericana calcula que esde 2015 ha reducido el peso de los embalajes en un 36% de media por envío y ha eliminado un millón de toneladas de material de embalaje, que equivaldrían a unos 2.000 millones de paquetes.

 

banner-suscripción-a-cadena-de-suministro-750x110px