Según informa la prensa estadounidense, el gigante del comercio electrónico habría abierto la posibilidad de volver a trabajar con la empresa de paquetería una vez que cumple con los requisitos fijados por Amazon en cuanto a calidad y tiempo de entrega de sus envíos.

Parece ser que la ruptura se debió a que se habían producido algún tipo de incumplimiento en los ajustados tiempos de entrega que tiene fijados Amazon para sus servicios ‘prime’, una de sus principales señas de identidad.

Sin embargo, durante el período álgido de actividad para los paqueteros que se produce durante las Navidades, FedEx reporta un tiempo medio de entrega para sus envíos de 2,4 días, con un 18% de entregas en plazos menores.

Así mismo, con el retorno de FedEx al servicio de Amazon, el e-tailer amplía su gama de prestatarios de servicios logísticos, lo que, a su vez, le permite mejorar las condiciones económicas de sus envíos y, al mismo tiempo, endurece la competencia entre ellos para intentar ganar mayor protagonismo.