almacen-acuatico-de-amazon

El proceso requiere una manipulación mucho menor que los traslados habituales de los artículos en los almacenes.

Amazon continúa mirando al futuro, constantemente pendiente de nuevos avances que le permitan impulsar su negocio y prestar un mejor servicio. Tras darse a conocer sus intenciones de diseñar almacenes aéreos y centros multinivel para facilitar las entregas con drones, la multinacional ha registrado una nueva patente para el desarrollo de instalaciones acuáticas.

Estas cápsulas submarinas podrían almacenar artículos y estarían totalmente configuradas para recibir señales acústicas u otro tipo de instrucciones, como corrientes artificiales, por lo que la mercancía podría ser localizada, fuera cual fuera su profundidad, y recuperada según la demanda mediante un sistema transportador.

Este proceso resulta sencillo y consume menos energía ya que al ser el agua el medio en el que se mueven los contenedores con los artículos, requieren menos energía para su manipulación que en los traslados habituales por los almacenes.

Con esta idea, el gigante del e-commerce aspira a solucionar los problemas de almacenamiento en sus centros convencionales, donde gran parte del espacio no puede ser aprovechado debido a la necesidad de contar con estanterías y pasillos por los que se mueven los operarios y robots. En un medio acuático, sin embargo, la mercancía podría seguir apilándose de forma interminable.

No obstante, este tipo de planes del e-tailer tendrán que esperar por el momento, ya que para su puesta en marcha, sería necesario pasar numerosos controles regulatorios y de seguridad por parte de las autoridades competentes en los diferentes países donde pudiera a llevarse a cabo el proyecto.