Poco a poco, el comercio electrónico va ofreciendo nuevas alternativas a los pedidos domiciliarios de paquetería, que son un producto caro y con una gestión complicada en cuanto a devoluciones y entrega efectiva.

En este sentido, uno de los campeones mundiales del sector, sigue multiplicando sus redes de puntos de conveniencia, al tiempo que aprieta a la competencia, tanto de las empresas que juegan en este segmento, como las de otras que se acercan al canal on-line desde la distribución física, con entregas en domicilio ultrarrápidas que ya se están convirtiendo también en un estándar.

Así pues, Amazon ha incorporado, a las puertas de la temporada grande del e-commerce que se abre con la próxima llegada del ‘Black Friday’, miles de puntos para la entrega y devolución de paquetería en los Estados Unidos.

El e-tailer norteamericano ha incorporado a su red de puntos de conveniencia multitud de establecimientos de tres cadenas estadounidenses, como son GNC, Health Mart y Stage Stages, que, por su parte, consiguen de este modo atraer a clientes que inicialmente acuden a sus tiendas para recoger sus pedidos de Amazon con el fin de que puedan realizar algún tipo de compra impulsiva.

El servicio envía un correo electrónico a los clientes para notificarles que su pedido está disponible en el establecimiento elegido para su recogida y se le conceden 14 días de plazo para que vaya a retirarlo, antes de proceder a su devolución.