Amazon ha creado el año pasado 5.000 nuevos puestos de trabajo en España, con lo que ha incrementado su plantilla fija en España hasta los 12.000 trabajadores en una red que abarca más de 28 centros de trabajo diferentes.

Además de estos empleos fijos, el e-tailer también ha contratado a 7.000 personas para reforzar sus operaciones en todo el país durante la última campaña navideña.

Los nuevos puestos incluyen todo tipo de perfiles y niveles de formación, desde puestos de nivel de entrada en operaciones a desarrolladores e ingenieros de software, responsables de negocio, científicos de datos y aprendizaje automático, así como expertos en la nube y arquitectos de soluciones que trabajan en Amazon Web Services.

Así mismo, según un informe encargado a Keystone, la actividad de la compañía ha generado 82.000 puestos de trabajo adicionales hasta finales de 2019 en sectores como construcción, inmobiliaria y los servicios profesionales, incluyendo a las más de 14.000 personas que trabajan para las 9.000 pymes españolas que actualmente venden en Amazon.

El pasado 2020, la norteamericana ha abierto dos nuevos centros logísticos en la localidad sevillana de Dos Hermanas y en Alcalá de Henares, así como tres estaciones logísticas en Murcia, el municipio barcelonés de Rubí y  la población madrileña de Leganés.

Desde que Amazon comenzó sus operaciones en España en 2011, la compañía ha invertido más de 2.900 millones de euros.