La ministra de Fomento, Ana Pastor, ha anunciado un nuevo Plan de Infraestructuras, Transportes y Vivienda, PITVI, que tendrá como horizonte temporal el año 2024 y que contará con una relevante inversión derivada de las aportaciones presupuestarias, los fondos europeos y la participación del sector privado.

El tiempo de las obras faraónicas, de los convenios sin dinero, ha terminado”, ha afirmado la ministra antes de detallar las actuaciones de su departamento en materia de infraestructuras. En este sentido, ha dicho que todas las infraestructuras deberán tener como finalidad mejorar la calidad de vida de los ciudadanos y aumentar la productividad económica del país.

Plan de Infraestructuras, Transportes y Vivienda – PITVI

La ministra llevará en el mes de julio al Consejo de Ministros para su aprobación un nuevo Plan de Infraestructuras, Transporte y Vivienda, PITVI, que, basado en el examen de la situación actual y la valoración rigurosa de las necesidades de la sociedad, establecerá las prioridades y programas de actuación en el horizonte del 2024.

El plan contará con una financiación pública, estable y consolidada en el tiempo y a la vez se recurrirá a fórmulas de colaboración público-privada equilibradas y viables; se regirá por el principio del máximo rigor económico en la priorización de inversiones, que significa invertir mejor, y servirá para reforzar la visión de conjunto del sistema de transporte mediante la intermodalidad. Todo ello bajo una visión de movilidad sostenible, que garantice el respeto al medio ambiente.

Con el fin de hacer accesible la financiación privada de las infraestructuras se potenciará la participación de agentes en el mercado de capitales a través de planes público-privados (PPPs), como los fondos de inversión.

También se modificará la normativa sobre las autopistas de peaje para establecer un nuevo modelo concesional que haga viable el sistema, de forma que se regulen los supuestos en que procede el reequilibrio financiero de las concesiones, el régimen de propiedad de los terrenos expropiados o el rescate de las concesiones.

Intermodalidad

En su apuesta por la intermodalidad, el ministerio de Fomento trabajará en un sistema integral de transporte en el que se buscará la complementariedad entre la universalidad del transporte por carretera y la eficiencia y capacidad del transporte ferroviario.

Durante su comparecencia, la ministra ha adelantado que se modificará la Ley 16/1987, de Ordenación de los Transportes Terrestres LOTT y se armonizará la normativa española en materia de mercancías peligrosas y de pesos máximos autorizados.

Pacto de Estado por las infraestructuras, el transporte y la vivienda

Pastor ha propuesto la formalización de un Pacto de Estado por las infraestructuras, el transporte y la vivienda que permitirá fijar las grandes infraestructuras necesarias que van a contribuir al desarrollo económico de España.

La ministra ha abogado por trabajar en una agenda social y económica para cada uno de los modos de transporte, con una visión integrada de los mismos, y promover un Pacto para la vivienda, el suelo y la edificación. “Todo ello con la participación de los grupos políticos, las Administraciones públicas, los sectores económicos implicados y la sociedad civil”, ha agregado.

La ministra ha anunciado una política muy exigente de reducción de costes, orientada tanto a la puesta en marcha y mantenimiento de las infraestructuras, como a los distintos sectores del transporte.

Ha recordado que esta reducción de costes ya se ha aplicado a la organización administrativa del Ministerio de Fomento. El ajuste llevado a cabo, que incluye la supresión de dos secretarías de Estado, ha implicado un ahorro de 1.660.000 euros al año.

Ana Pastor ha anunciado además que en las próximas semanas se va a iniciar el proceso de supresión de entidades empresariales y sociedades mercantiles del Grupo Fomento.