La Junta de Andalucía ha empezado la elaboración de su propia Estrategia Andaluza de Movilidad y Transporte Sostenibles 2030.

Con este instrumento, el Gobierno andaluz pretende definir un nuevo enfoque en las políticas de movilidad y en la planificación del transporte sostenible y resiliente frente a los retos del cambio climático, con un foco específico en el transporte de mercancías.

Dentro de este ámbito, el Ejecutivo autonómico pretende, entre otros aspectos, fomentar la colaboración público-privada, reforzar la intermodalidad y reducir las externalidades asociadas al transporte.

En la elaboración de este instrumento estratégico, la Junta de Andalucía pretende contar con la colaboración desde el inicio del proceso del conjunto de agentes y actores que configuran el sector del transporte, así como de la ciudadanía.

De igual modo, el proceso también contará con transparencia, merced a la puesta en práctica de un modelo de gobierno abierto, en el que los agentes implicados y la sociedad en general puedan conocer, participar en la elaboración y valorar las actuaciones que se pretenden implementar.

Otro de los pilares de esta estrategia será la evaluabilidad mediante un sistema adecuado de seguimiento y evaluación y la adaptación y resiliencia para reducir la vulnerabilidad del sistema de transporte frente a posibles impactos externos relativos al cambio climático, pero también otros como las crisis económicas o futuras pandemias.