No sin polémica política, el Servicio Andaluz de Salud ha suscrito un contrato de seis meses de duración con Bidafarma para la gestión logística de las vacunas contra la covid-19 en una primera fase.

Según informa la Junta, la cooperativa andaluza «pondrá, de forma gratuita y desinteresada, a disposición de la Junta de Andalucía su infraestructura logística a fin de llevar a cabo de manera integral la gestión del almacenamiento, custodia y transporte de las dosis de vacunas contra el coronavirus que vayan llegando a Andalucía».

El acuerdo contempla la recepción de las vacunas desde los laboratorios farmacéuticos proveedores, la manipulación de los contenedores en los que se distribuyan, el almacenaje y custodia en condiciones adecuadas, su distribución a los puntos de vacunación y la trazabilidad del medicamento.

Con anterioridad, la Junta ha verificado las características y dotación de las instalaciones de Bidafarma, que cuentan con un espacio de almacenaje en ultracongelación que permite alcanzar un máximo de hasta 80 grados bajo cero.

De igual modo, la Junta designará un equipo para certificar la recepción de las vacunas, mientras que las fuerzas seguridad colaborarán en el dispositivo de seguridad para la custodia y el traslado de las vacunas a los centros de salud.