camiones-en-la-a-4-jaen

El documento incluirá la identificación del suministro y las características principales del producto.

Con el fin de garantizar el control y la seguridad de los alimentos, la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía pretende implantar de forma definitiva el Registro de Explotaciones Agrarias y Forestales, así como la exigencia del Documento de Acompañamiento al Transporte de productos agrarios y forestales desde el 15 de octubre.

El fin es facilitar el control de la higiene de las producciones agrícolas y agroforestales, así como garantizar la trazabilidad de los productos alimentarios y la legítima procedencia de las mercancías, para dificultar los robos en el campo y su posterior venta ilegal.

A través de estos instrumentos, exigidos por la Unión Europea, es posible seguir un alimento en las fases de producción, transformación y distribución para localizar el origen de partidas y facilitar una rápida reacción en caso de contaminación de origen alimentario.

En lo que respecta al Documento de Acompañamiento al Transporte, debe acompañar a los productos sin transformar obtenidos de las explotaciones agrarias, forestales y agroforestales, desde su origen hasta el lugar de almacenamiento o primer destino de comercialización.

Incluirá la identificación del suministrador y las características principales del producto: calidad, naturaleza, origen, composición, finalidad, denominación, fecha de producción o caducidad y datos del fabricante. De momento ya se han dado de alta en la aplicación DAT que ha creado la Consejería hasta 257.000 titulares de explotaciones y 4.700 destinatarios de mercancías.

Pese a no ser obligatoria todavía, el uso de la aplicación ha alcanzado ya los 1.000 portes semanales. Se estima que a partir del 15 de octubre, se generarán entre seis y nueve millones de documentos de acompañamiento al transporte cada año.