Corredor Mediterráneo a su paso por Andalucia

Corredor Mediterráneo a su paso por Andalucía.

La Junta de Andalucía ha denunciado la “flagrante falta de inversiones estatales» en el trazado de los corredores Atlántico y Mediterráneo que discurren por esta Comunidad Autónoma, «incumpliendo con ello las previsiones de la Unión Europea».

Así lo ha afirmado el director gerente de la Agencia Pública de Puertos de Andalucía (APPA), Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, durante su participación en el Foro de Consejeros de Comunidades Autónomas dedicado a los corredores ferroviarios europeos celebrado en el SIL 2015.

Para la APPA, Andalucía puede considerarse “el kilómetro cero” de la Red Transeuropea de Transporte según el diseño realizado por Bruselas, puesto que los corredores Atlántico y Mediterráneo confluyen para alcanzar conjuntamente el Estrecho de Gibraltar.

Es por ello que Andalucía se encuentra en “el centro de las comunicaciones mundiales” de transporte de mercancías, «lo cual ha sido reconocido y priorizado por la UE», previendo, entre otras cuestiones, que el tramo Algeciras-Madrid de los corredores esté operativo como muy tarde en el año 2020.

Flagrante falta de inversiones 

Sin embargo, la Comunidad Autónoma se está encontrando con un «enorme obstáculo» en este aspecto, que no es otro que la «flagrante falta de ejecución de estas nuevas infraestructuras ferroviarias”, que compete al Gobierno central, que además supone un «contraste» con otras regiones que sí cuentan con la suficiente dotación presupuestaria y previsión de ejecución de obras por parte del Gobierno, según ha señalado el director gerente.

«No se trata de un lamento ni una queja recurrente», ha insistido, «sino de una realidad palpable que pone de manifiesto una discriminación intolerable», un contexto en el que el tramo Algeciras-Bobadilla es el “ejemplo más sangrante”.

Sin embargo, «no es el único», puesto que el resto de tramos andaluces de los dos corredores «sufren también esta falta de ejecución de obras», ha denunciado Gómez de Celis, defendiendo como europeísta la posición de la Junta ya que, «para el conjunto de Europa», si los corredores Mediterráneo y Atlántico no llegan al Estrecho de Gibraltar «no serán tales corredores ferroviarios».