Asamblea General de Anesco donde se ha debatido el dictamen de la comision europea contra la estiba españala

La patronal de empresas estibadoras Anesco ha convocado a los sindicatos Coordinadora, UGT y CCOO el próximo lunes 15 a las cinco de la tarde en Madrid para cerrar definitivamente el IV Acuerdo Marco de  la estiba.

Como informó cadenadesuministro.es, en la última reunión entre las partes celebrada el pasado viernes 5 no se pudo ratificar el convenio ante las reticencias de Anesco de aceptar la ultractividad del mismo. Por ello, la patronal pidió aplazar la firma para que su comité ejecutivo pudiese analizar la pretensión de los sindicatos, partidarios de prorrogar indefinidamente el acuerdo marco hasta que no se firmase uno nuevo.

Con este panorama Anesco celebró su comité ejecutivo este pasado martes 9 donde, según ha podido saber cadenadesuministro.es, finalmente los socios decidieron no aceptar la ultractividad propuesta por los sindicatos y acatar lo que al respecto indica la reforma laboral del Gobierno del PP, que da un plazo máximo de un año desde la denuncia del convenio por las partes para poder alcanzar uno nuevo.

En opinión de la mayoría de los miembros de Anesco no puede ser que la reforma laboral se respete en todos los convenios y el de la estiba sea una excepciónDe confirmarse este lunes la postura de Anesco, los sindicatos reconocen que se abre un escenario «muy crudo» y si no se logra firma un acuerdo «la conflictividad está servida«.

Por ello, fuentes sindicales consultadas por este diario inciden en la necesidad de llegar el lunes a un entendimiento, reconociendo que la postura de Anesco de firma un convenio a largo plazo, en torno a los cinco años con uno o incluso dos años de ultractividad, «no es un mala solución, y tenemos que comprender que no podemos estar recurriendo exclusivamente al conflicto, máxime con la situación actual«.

La fuente consultada entiende que si el lunes no se firma «algo» los puertos grandes va a ir por su cuenta a un negociación local «y serán los puertos pequeños los que más problemas tendrán, de ahí la necesidad de una regulación de ámbito estatal«.

Pero sin duda, será determinante para firmar el IV Acuerdo Marco la postura que adopte el sindicato Coordinadora, el mayoritario en el sector de la estiba. Hasta ahora, la posición mantenida por su coordinador general, Antolín Goya, ha sido la de no renunciar a la ultractividad bajo ningún concepto. Pero la realidad es que dentro de Coordinadora, que tradicionalmente ha mantenido la unidad de criterio de todos sus dirigentes y en todos sus puertos, empiezan a surgir voces discordantes.

De hecho, cuando a finales de mayo se rompió la mesa de negociación entre sindicatos y patronal y se renunció a negociar los convenios locales hasta que no se alcanzase un acuerdo de ámbito estatal, los responsables de Coordinadora en el puerto de Bilbao firmaron un convenio para el puerto que no contó con el apoyo del resto de sindicatos, que desoía la indicación del coordinador general.