Estiba desde una grua portuaria

Anesco insiste en la necesidad «urgente» de adaptar la estiba española a la sentencia del Tribunal de Luxemburgo.

La Asociación Nacional de Empresas Estibadoras y Consignatarias de Buques (Anesco) ha abierto un proceso electoral para elegir a su nuevo presidente.

Este proceso terminará el 20 de enero de 2016 con la celebración de una Asamblea General Extraordinaria, en la que se realizará la votación para elegir tanto al presidente de Anesco como al presidente de la asamblea de empresas estibadoras de la asociación.

El nuevo proceso electoral viene motivado por la decisión Boris Wenzel de dejar su cargo de director de Operaciones en Noatum Ports y consecuentemente la presidencia de la asociación, que ocupa desde octubre de 2014,  para afrontar nuevos retos profesionales. Wenzel no obstante, seguirá ligado durante un tiempo a la compañía prestando servicios de asesoría.

Los temas relevantes para la Asociación

Durante la última Asamblea General de Anesco, celebrada el 9 de diciembre, los socios también han debatido sobre los temas más relevantes relacionados con los puertos para fijar la posición de la Asociación frente a los mismos. 

En este sentido, desde la asociación siguen insistiendo en la «urgente» necesidad de adaptar la estiba española a la sentencia del Tribunal de Luxemburgo, y critican que el Gobierno no haya hecho «ni una sola reforma legal» un año después de que esta se dictase. 

Por otro lado, los estibadores y consignatarios señalan la necesidad de que el Gobierno regule, «con carácter urgente», la aplicación en España de la obligatoriedad de verificar el peso de los contenedores que se exportan a través del mar, según lo fijado por la Organización Marítima Internacional.

En España, donde no hay reglamento al respecto, se mantiene una situación de inseguridad jurídica que «impedirá que las empresas se adapten e inviertan de cara a julio de 2016», fecha de entrada en vigor de esta enmienda del convenio internacional SOLAS, según afirman desde Anesco.