La Asociación de Empresas Estibadoras y Centros Portuarios de Empleo, Anesco, sigue insistiendo en la necesidad de reducir la presión fiscal sobre las empresas estibadoras para no perder más competitividad y tráficos frente a otros países.

La patronal ha reiterado la necesidad de revisar el tipo de gravamen de la tasa de ocupación a las terminales así como el de la tasa de actividad. «En los últimos años hemos venido pidiendo una mayor flexibilidad en el conjunto de las tasas portuarias y ahora, con la caída de tráficos ocasionada por la crisis del Covid-19, la petición es ya una urgente necesidad”, explican.

La reunión que va a celebrarse esta semana en Santander entre los responsables de Puertos del Estado y las Autoridades Portuarias para debatir la propuesta del nuevo Marco Estratégico del sistema portuario es una oportunidad para avanzar en un nuevo modelo para poder competir en igualdad de condiciones en el mercado internacional.

La Asociación también ha apelado a una adecuada política de inversiones puesto que en algunos casos existe sobreinversión e inversiones no productivas que perjudican la autofinanciación del sistema y la cuantía de las tasas portuarias.

Propuestas para el Marco Estratégico del sistema portuario

Por otro lado, creen que el Marco Estratégico debe recoger ciertas propuestas que ya fueron trasladadas en su día a Puertos del Estado, como la eliminación de tarifas máximas para los prestadores de servicios, el establecimiento de procesos participativos para la toma de decisión de las inversiones públicas y la mayor presencia de operadores privados en los órganos de gobierno de las Autoridades Portuarias.

Además, se ha reclamado una redefinición del papel de Puertos del Estado para generar mayor valor en el conjunto del sistema portuario, una mayor coordinación de los diferentes organismos y administraciones públicas con competencias en el puerto, el desarrollo de accesos ferroviarios y el impulso de la digitalización en los puertos.