En su asamblea general celebrada esta misma semana en el puerto de Algeciras, Anesco ha decidido, dentro del cumplimiento de su Plan Estratégico 2019-2022, dar un nuevo impulso a su interlocución ante las Administraciones públicas, con el fin de contar con una voz propia en defensa de sus intereses frente a los nuevos retos del sector de la estiba.

En este sentido, asuntos relacionados con la negociación colectiva sectorial estatal o la necesidad de impulsar una mayor participación e interlocución con las Administraciones Públicas constituyen ejes centrales de las líneas de actuación de la patronal de empresas estibadoras.

Dentro de este marco, como explica el secretario general de la organización, Pedro García, existe una necesidad de incrementar el diálogo y la participación de los agentes para enriquecer la visión de Puertos del Estado y las distintas Autoridades Portuarias previa a la toma de decisiones”.

Así mismo, García también ha destacado el paso importante dado con “el documento consensuado por las partes en el seno de la comisión negociadora del V Acuerdo Sectorial Estatal de la estiba, con el que se puede comenzar la fase de consultas ante la Dirección General de Trabajo y la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia, antes de adoptar los acuerdos que procedan para la aprobación del convenio”, pero siempre bajo la óptica de Anesco con la intención “de incrementar la competitividad y la eficiencia de las operaciones en los puertos españoles”.

Durante el encuentro, los empresarios de la estiba también han analizado otros retos de futuro para el sector como los grandes cambios tecnológicos digitales o el moderado crecimiento del volumen de mercancías transportadas a nivel mundial durante los próximos años, lo que, a juicio de la institución, “obliga a una revisión del modelo para hacerlo más competitivo.