transportistas españoles atrapados en Sierra Leona

Los seis camioneros atrapados en Sierra Leona acudieron a este país atraídos por la oferta de un intermediario camerunés. Los transportistas iban a trabajar para la empresa Tagsman para llevar mineral de hierro desde una explotación al puerto de Freetown. Tenían que crear una empresa que facturaría a la compañía sierraleonense y como contrapartida tenían que contratar a algún nacional. Nada más llegar aeropuerto les requisaron los pasaportes, lo que les impide salir del país.

Ocho meses después, la ciudad de Freetown hospeda a los españoles, que se han quedado sin pasaporte, permisos de trabajo y residencia ni vehículo, por lo que sobreviven gracias a las ayudas que les envían los familiares.

El pasaporte y los permisos se han quedado en manos de un intermediario. Además, sus camiones fueron embargados por un juez. El motivo fueron las disputas que sucedieron entre los socios. Esas misma disputas, llevaron a que el dinero pagado por la empresa minera fuera destinado a resarcir la deuda con la empresa española.

Así la situación, el embajador español en Costa de Marfil, Fernando Morán Calvo-Sotelo, se ha reunido con los camioneros para conocer su situación de primera mano e intentar solucionar las trabas jurídicas frente a las que se encuentran. Hace unos días se les ofreció un salvoconducto para volver a España, pero los camioneros se niegan a dejar Sierra Leona mientras no tengan sus vehículos.

Una iniciativa  ha reclutado ya más de 3.000 apoyos para conseguir que los camioneros puedan volver a sus casas en España con los vehículos que les arrebataron en Sierra Leona.

Ahora, la Asociación del Transporte Internacional por Carretera (ASTIC), ha puesto en marcha una campaña para recaudar fondos y prestar ayuda económica a las familias de los transportistas. Su director general, Ramón Valdivia, ha mostrado su deseo de que “esta situación acabe lo antes posible, ya que compañeros de profesión se encuentran en una situación crítica por querer desarrollar su trabajo fuera de España debido a la difícil situación que atraviesa el sector en nuestro país”.