Annaleena Mäkilä ha sido elegida como la nueva presidenta de la Organización Europea de Puertos Marítimos, Espo, durante la última Asamblea General celebrada en Bruselas.

Mäkilä ha sido directora general y consejera delegada de la Asociación de Puertos Finlandeses desde 2012 y sustituirá a Eamonn O’Reilly, que ha presidido la organización durante los últimos cuatro años.

Como actores económicos clave, los puertos europeos estarán enfrentando diversos desafíos en los próximos años, por lo que tendrán que estar preparados para responder ante los posibles imprevistos.

Ya en la crisis sanitaria actual, han demostrado su agilidad y resiliencia. De hecho, juegan un papel muy importante para conseguir alcanzar los objetivos europeos de una gran recuperación, ha explicado la nueva presidenta tras ser elegida.

En este sentido, es necesario un marco político que les permita desempeñar su papel en consonancia con dichos objetivos. Mientras, desde su posición seguirá trabajando para defender la importancia de los puertos como motores de crecimiento y recuperación. 

En la misma Asamblea General, se ha nombrado a Zeno D’Agostino y Daan Schalck como nuevos vicepresidentes. El primero es actualmente presidente de la Autoridad Portuaria del Mar Adriático Oriental y el segundo, consejero delegado de la Autoridad Portuaria del Mar del Norte.