El trazado belga de Zolder ha vuelto a ser un circuito talismán para Antonio Albacete, que se ha alzado con su segunda victoria de esta temporada en el Campeonato de Europa de Carreras de Camiones y ha puesto más tierra de por medio con Adam Lacko en su lucha por el subcampeonato.

El pasado sábado, Albacete conseguía marcar el segundo mejor tiempo en la SuperPole y, aunque estuvo al frente de la prueba durante varias vueltas, el alemán Jochen Hahn le sobrepasaba para acabar en lo más alto del podio.

La segunda carrera estuvo marcada por una bandera roja y una doble bandera amarilla debido a una colisión múltiple y una avería que beneficiaron al piloto español que acabó la carrera en cuarto lugar por delante, otra vez, de Adam Lacko.

Durante el domingo Albacete tuvo una de cal y una de arena, ya que una rotura en un amortiguador delantero le lanzó al quinto puesto de la parrilla, en una posición que le lastró en la carrera tres, en la que finalmente solo pudo ser sexto.

Sin embargo, en la última carrera y con la parrilla invertida, el piloto español salía tercero y en la primera curva ya se colocaba segundo tras adelantar a Reinert, mientras que Adam Lacko abandonaba y Albacete pudo conseguir la victoria en la cuarta carrera, con lo que logra mantener la segunda posición del Europeo, tras Jochen Hahn, y aumentar la distancia con el checo de Buggyra hasta los nueve puntos.