APM Terminals Rotterdam

El comprador se compromete a no efectuar despidos en los cuatro años siguientes a la formalización de la venta.

A punto de acabar el año, APM Terminals ha suscrito una carta de intención para la venta del 100% de las acciones de su terminal de Rotterdam a Hutchison Ports, que es propietario de la terminal adyacente, ECT Delta.

Ambas partes han alcanzado un un acuerdo por el que, a corto plazo, la instalación holandesa podrá ser gestionada como una entidad independiente, con unos volúmenes garantizados para los próximos cinco años por parte de la empresa matriz, Maersk.

Además, Hutchison Ports se compromete a no efectuar despidos en los cuatro años siguientes a la formalización de la venta. Bajo el paraguas del grupo, APM Terminals Rotterdam tendrá la oportunidad de convertirse en una instalación puntera y moderna.

Con la intención de proteger al máximo el empleo y seguir creciendo en volúmenes, el futuro de la terminal parece prometedor. No obstante, se ha pedido opinión al comité de empresa y a los sindicatos sobre la operación.

La venta queda supeditada a la aprobación por parte de las autoridades de competencia, aunque desde Hutchison Ports ya se están preparando para iniciar los contactos con la Autoridad Portuaria para ampliar la concesión vigente.