APM Terminals Valencia ha adquirido tres nuevas grúas RTG ‘Rubber Tyred Gantry’ con capacidad de elevación de 60 toneladas hasta cinco y seis alturas.

Con estos equipos, la terminal de contenedores del puerto de Valencia mejorará su capacidad y rendimiento una vez finalizada la fase de montaje, cuando estén en funcionamiento a partir del mes de mayo, según está previsto.

La adquisición de las nuevas grúas forma parte de un plan de inversión para renovar la flota actual, aumentar la capacidad, productividad y sostenibilidad de los equipos, así como mejorar la seguridad en la terminal de Valencia, con el fin de que cuente del equipamiento técnico necesario para operar los más modernos buques portacontenedores que actualmente hacen escala en el enclave portuario de la capital valenciana.

Las nuevas grúas disponen de un motor de nueva generación Stage V con depuración de humos RCS que limita la emisión de gases NOx.

Además, el alto rendimiento de este tipo de motores permitirá ahorrar en combustible y reducir sus emisiones de CO2.

Así mismo, por otra parte, todas las máquinas están equipadas con los sistemas DGPS, que mejoran la productividad y la seguridad de los empleados.

Los elementos que componen estas tres nuevas RTGs han sido fabricadas en Finlandia, Alemania, Malasia y Ucrania, y ya han llegado a la terminal de APM Terminals Valencia iniciándose así la fase de ensamblaje conforme a los máximos estándares de calidad en una zona de montaje de más de 5.000 m².