El puerto de Tarragona prevé crecer un 4% en 2016

Se han añadido nuevos terrenos y se ha procedido a la desafectación de otros que finalmente no se han utilizado.

Tras dos años de trabajo, el Ministerio de Fomento ha aprobado la Delimitación de Usos y Espacios Portuarios del puerto de Tarragona, que establece cuál es la zona de servicio del puerto y define los usos previstos para cada una de las diferentes áreas que la componen, lo que incluye los espacios de tierra y de agua necesarios para usos portuarios, así como los reservados para un posible desarrollo.

En esta versión del documento, se han añadido nuevos terrenos y se ha procedido a la desafectación de otros que estaban vinculados al posible crecimiento del puerto, pero que finalmente no se han utilizado, como el último tramo del Dique de Levante.

Así, se han incorporado a la zona de servicio portuario varios suelos para los accesos a la futura Zona de Actividades Logísticas, que constará de un millón de metros cuadrados en el término municipal de Vilaseca para la ampliación del área de almacenaje y transporte de mercancías.

En concreto, el documento incorpora una zona de 9.000 m² cerca de la autovía C31B Salou-Tarragona, para la conexión con la carretera TV-3148, y un terreno de 26.000 m² al oeste de la ATV-3146, que permitirá conectar la ZAL a la red general de carreteras por la parte norte. Además, se regularizarán unos terrenos de 15.000 m² para conectar el puerto y la ZAL por carretera y tren mediante un bypass.

Otras zonas

La Delimitación de Usos y Espacios Portuarios también recoge la incorporación de un área de 39.000 m² junto al Centro Educativo de Tarragona, paralela a los muelles de Galicia y Andalucía, para una posible ampliación de la Terminal Intermodal de La Boella, que a medio plazo podría requerir expandirse si entra en servicio la terminal intermodal Puerta Centro.

Al mismo tiempo, se ha procedido a la desafectación de 96.000 m² en este entorno que ya no entran en los planes de la instalación y se ha incorporado una amplia zona de servicio en el margen derecho del río Francolí, de 85.000 m², para mejorar las comunicaciones terrestres.

Además, se ha definido formalmente el uso del actual ramal ferroviario que conecta con la línea Tarragona-Valencia, que afecta a 8.800 m² de suelo. La nueva definición de los espacios tiene en cuenta los proyectos desestimados, los espacios que han visto aumentar sus dimensiones o aquellos que necesitan modificar sus límites.

Así, se han actualizado los datos del Muelle de Levante, el de Costa y Lleida, el de Pescadores, el de Cantabria, el de Galicia, el de Navarra y el de Andalucía, así como las explanadas de hidrocarburos y de Ribera, y el Puerto Deportivo.

En cambio, la delimitación no recoge los cambios en el Muelle de Baleares, puesto que solamente se reflejan las actuaciones ya ejecutadas o muy avanzadas, situaciones que no se daban en el momento en que el plan obtuvo el visto bueno técnico. Por ello, el documento tendrá que ser modificado para incluir los proyectos en avanzado estado de aprobación previstos en el ciclo inversor.