Transporte por carretera en el Pais Vasco

La iniciativa supondrá utilizar el transporte de modo más eficiente y responsable.

El País Vasco ha aprobado el Plan Director de Transporte Sostenible de la región de cara a 2030, que da continuidad al que se elaboró para el periodo 2002-2012 y que mantiene una visión alineada con las políticas europeas.

Su objetivo es fomentar un desarrollo económico, sostenible a través de la planificación y ordenación del transporte de forma coordinada desde las administraciones, empresas y la sociedad. También se impulsará la competitividad del sector, fomentando un sistema gestionado a partir de criterios de internacionalización de costes.

Además, el plan promueve una accesibilidad universal a partir de una planificación territorial adecuada y sostenible en los principales centros generadores de actividad, y buscará el equilibrio entre los modos de transporte, potenciando la intermodalidad y el desarrollo de una red de infraestructuras logísticas multimodal.

En este sentido, el objetivo es que aumente el uso de modos de transporte más sostenibles, especialmente en el ámbito ferroviario, así como favorecer la sustitución del petróleo por energías alternativas, reduciendo el impacto ambiental.

También se pretende reforzar la posición estratégica del País Vasco en Europa, no solamente como gestores de flujos de tránsito, sino también como nodo logístico intermodal, e implantar el modelo ‘Basque Country Logistics‘ para que las empresas puedan competir en un mercado globalizado.

Por otro lado, la iniciativa supondrá un uso más eficiente y responsable del transporte, garantizando asimismo el desarrollo de un sistema de transporte público integrado y económicamente sostenible.

La Autoridad de Transporte de Euskadi, ATE, jugará un papel fundamental como instrumento de coordinación de la política de transporte, aunque será necesaria la coordinación entre las diferentes administraciones y agentes del País Vasco con competencias en la materia para lograr los objetivos fijados y definir un modelo de financiación del sistema de movilidad.