seguridad aérea

El Consejo de Ministros ha aprobado este viernes, a propuesta del Ministerio de Fomento, el Real Decreto para desarrollar la regulación del Programa Estatal de Seguridad Operacional para la Aviación Civil (PESO), que la ministra Ana Pastor anunció el pasado mes de septiembre.

Se trata de avanzar en el enfoque preventivo de supervisión de la seguridad aérea, estableciendo sus órganos de participación, procedimientos de aprobación, difusión y revisión del mismo.

De este modo, destacó Fomento, España se adelanta al resto de los países de la UE en este ámbito de  regulación, de forma que estará en disposición de brindar su apoyo y colaboración a otros estados a través de programas de asistencia y cooperación técnica.

Este Real Decreto es la herramienta jurídica necesaria para aprobar y desarrollar el Programa Estatal de Seguridad Operacional para la Aviación Civil (PESO) y convertir nuestro marco jurídico aeronáutico en uno de los más avanzados de Europa en materia de protección de la información de seguridad y en prevención de la seguridad aérea.

De esta forma, identifica a los sujetos que intervienen en el transporte aéreo, define las obligaciones y funciones de cada uno de ellos, y también, establece qué tipo de información deben facilitar los agentes que integran este sector.

En España el transporte aéreo representa el 7% del PIB, genera empleo y contribuye a la conectividad, cohesión y vertebración territorial en nuestro país.

Fomento destacó además su estrecha relación con el sector turístico, ya que en España, uno de los cinco primeros destinos turísticos mundiales, cuatro de cada cinco turistas llegarán por vía aérea. Por ello, para el Gobierno es «una prioridad» avanzar en esta materia.

Gestión basada en la anticipación

El PESO es un sistema que permitirá gestionar de una manera «más eficiente» los riesgos asociados a la seguridad aérea, posibilitará culminar los procesos relacionados con la gestión de seguridad para profundizar en el nuevo enfoque preventivo, que se completa con el tradicional prescriptivo de auditorías e inspecciones a empresas y profesionales del sector.

Con el futuro PESO se busca reforzar el enfoque preventivo de la seguridad aérea, para pasar de un modelo reactivo tradicional a un modelo que «busca anticiparse al fallo del sistema, detectando proactivamente sus debilidades«.

Concretamente, se profundizará en el sistema de captación, recopilación, procesamiento, intercambio y análisis de la información o datos sobre seguridad operacional y su gestión integrada, en la adopción y seguimiento de medidas de mitigación del riesgo de seguridad operacional y la difusión de las lecciones de seguridad aprendidas.

Con todo ello, el PESO permitirá analizar de forma global toda la información para detectar los problemas y actuar en consecuencia, teniendo en cuenta que el sector aéreo está integrado por diferentes agentes, que van desde el fabricante, los mantenedores, los profesionales aeronáuticos, las escuelas de formación, los aeropuertos, la navegación aérea o los operadores aéreos.