El Consejo Aragonés de Cámaras y la Confederación de Empresarios de Aragón (CREA) han mostrado a la Prefectura de la región francesa de Aquitania «su apoyo decidido» al Gran Proyecto Ferroviario del Sudoeste (GPSO), que engloba la ‘Travesía Central Pirenaica’, iniciativa auspiciada desde la administración regional aragonesa, que intenta conseguir sin éxtito hasta ahora, el interés de la parte francesa, imprescindible para que el proyecto salga adelante.

A los escritos remitidos por estas organizaciones se suman otros de las asociaciones Ceos-Cepyme Huesca, la Cámara de Comercio de Huesca y Fundesa, que han expresado en la misma linea su apoyo a la iniciativa.

Este proyecto conectará mediante un servicio ferroviario de alta velocidad Burdeos con Toulouse y Burdeos con Dax, una vez conocido el dictamen desfavorable a la realización de esta infraestructura que ha emitido la comisión de información pública.

En las cartas de las organizaciones españolas se expresa que este proyecto permitiría avanzar en la mejora de las comunicaciones a través del Pirineo. El GPSO es «fundamental» para optimizar el transporte por ferrocarril entre España y el sudoeste de Francia, tanto de mercancías como de pasajeros.

Además, de un modo particular, permitiría canalizar los flujos ferroviarios generados por la reapertura del ferrocarril Zaragoza-Canfranc-Pau y por la futura Travesía Central del Pirineo, según defienden desde las asociaciones de empresarios.

Por todo ello, han solicitado a la Prefectura de Aquitania que transmita al gobierno francés su apoyo a la realización del GPSO, ya que desde la misma se trasladará la opinión desfavorable sobre la declaración de utilidad pública del proyecto al Ministerio de Transportes francés.

Posteriormente, dicho Ministerio deberá adoptar una decisión definitiva sobre el proyecto antes de junio de 2016.

Gran Proyecto Ferroviario del Suroeste

Este proyecto ferroviario comprende 417 km que conectarán Burdeos con la frontera española en el País Vasco, por un lado, así como con Toulouse a través de un segundo ramal hacia el este.

El del País Vasco pasa al norte de Mont-de-Marsan y Dax y entra en Francia por la periferia este de Bayona, con un desvío hasta la estación de la ciudad. Desde ahí discurre en paralelo a la línea de costa hasta atravesar la frontera española por Biriatou.

El segundo se dirige primero hacia el valle del Garona y una vez allí a la altura de Feugarolles sigue el curso del río hasta Toulouse.