Nuevos peajes aprobados por el gobierno de Aragón

El pasado 4 de junio la Generalitat de Cataluña, el Gobierno central y la concesionaria de la AP-7, Abertir, firmaron un convenio para bonificar a determinados vehículos pesados que circulen por la AP-7, entre el tramo Maçanet de la Selva y la frontera francesa. 

Tras conocer esta información, el consejero de Presidencia del Gobierno de Aragón, Roberto Bermúdez de Castro, ha mostrado su indignación porque el Ministerio de Fomento sí financia los peajes de los vehículos pesados en la AP-7 y no lo hace en las autopistas aragonesas, exigiendo una solución a esta desigualdad.

En el caso de Aragón, en la AP-2, en Aragón, el peaje es gratuito para los vehículos pesados que circulen en el tramo Alfajarín-Pina de Ebro y está bonificado en un 50% en el tramo Alfajarín-Fraga, mientras que en la AP-68 el peaje se bonifica en un 50% entre Zaragoza y Tudela, pero el coste lo asume totalmente el Gobierno de Aragón y el Ministerio de Fomento no aporta nada.

En los dos citados tramos de las autopistas aragonesas, Fomento sufraga el 50% del coste del peaje pero en trayectos de ida y vuelta en el mismo día y sólo para vehículos ligeros.

Bermúdez de Castro ha remarcado que está «sorprendido«, «molesto» y «profundamente indignado» con esta decisión porque supone que existe una «diferente vara de medir» y por eso el ejecutivo autonómico se ha puesto en contacto con Fomento para pedirle «el mismo trato».