Los consejeros del área de transportes e infraestructuras de los gobiernos autónomos de Aragón y de Valencia,  Rafael Fernández de Alarcón e Isabel Bonig, se nah reunido para avanzar en la cooperación entre ambas comunidades.

Según ha señalado la consejera se van a confrontar los estudios que tanto desde la Generalitat como del Gobierno de Aragón se han realizado sobre cómo aumentar la eficacia y la eficiencia de la línea de mercancías Valencia-Sagunto-Teruel-Zaragozapara preparar un documento conjunto sobre las actuaciones que consideremos que se deben llevar a cabo y que presentaremos posteriormente ante el Ministerio«.

Por su parte, Fernández de Alarcón ha detallado que son proyectos a corto plazo que se van a llevar a cabo junto con el estudio de un protocolo de comercialización conjunto de las áreas logísticas de los puertos valencianos y las áreas logísticas de Teruel, Platea, Aeropuerto de Teruel y de Plaza.

Un proyecto de 15 millones de euros

El consejero ha añadido que el proyecto de mejoras para mercancías con el que se pretende favorecer la competitividad de las empresas mediante el aumento de capacidad de la línea incluiría mejorar los accesos a los puertos en la parte valenciana, y crear puntos de cruce ente Sagunto y Zaragoza, que permitirán que la capacidad de este ferrocarril «sea muy superior» porque ahora son cortos en longitud y están excesivamente espaciados. También, ha explicado que se contempla un control centralizado de tráfico e incluye el avance hacia la electrificación pero esto sería en una segunda fase.

«Un proyecto, suma de los proyectos de las dos comunidades, que puede llegar a unos 15 millones de euros para ser ejecutado entre este año y los años 2015 y 2016”, ha apuntado Rafael Fernández de Alarcón.

El objetivo que se busca con estas medidas es la generación de empleo dado que según ha estimado el consejero de Obras Públicas con esta actuación se puede multiplicar por cuatro o cinco las toneladas que desde los puertos valencianos lleguen a través de Aragón al Cantábrico a cortísimo plazo. «Pero éste es sólo un primer paso hacia unas cargas que pueden llegar a ser de cuarenta veces las que actualmente discurren entre Valencia y Aragón , a través del ferrocarril”, ha recordado el consejero.

Asimismo, Isabel Bonig ha destacado que «se trata de una línea de ferrocarril estratégica» para la economía de la Comunitat Valenciana, ya que es la entrada y salida de mercancías hacia el centro y noroeste de la Península. 

Mejoras en la carretera

También durante la reunión entre ambas comunidades se ha acordado realizar una presentación conjunta al Ministerio de Fomento para realizar obras de mejoras en carreteras que comunican ambas comunidades autónomas, como es el caso de la N-232. Para ello se va a constituir un grupo de trabajo técnico para elaborar este conjunto de medidas que se propondrán a Fomento de manera común.

Con esta cooperación el Gobierno de Aragón busca desarrollar las posibilidades de la Comunidad como vía para el transporte de mercancías lo que favorece el desarrollo de la economía, la competitividad y la generación de empleo. Además, de mejorar las comunicaciones viarias y atraer empresas a las áreas logísticas aragonesas como factor de dinamización y de riqueza.