El buque ro-pax más moderno de la flota de Naviera Armas Trasmediterránea, llamado Ciudad de Valencia, se estrenará este verano en la línea Cádiz-Canarias, en la que releva al Ciudad de Palma, con una rotación semanal.

La entrega del nuevo buque, que es el mayor de su clase construido en el astillero Visentini, se producirá el 30 de julio. Se incorporará al contrato firmado con el Estado hasta marzo de 2022 para cubrir la conexión marítima, aportando mejoras tanto en los tiempos de rotación, como en agilidad del servicio y capacidad de carga y pasaje.

Con una superficie de 1.500 m², este ‘smartship‘ dispone de acomodación para 604 pasajeros y cuenta con un garaje para 3.300 metros lineales de carga rodada, de los cuales 2.564 son para semirremolques y el resto para camiones rígidos, furgonetas y 263 coches.

Su incorporación supone incrementar la capacidad de carga de la naviera en un 30% respecto a la oferta actual. De hecho, se trata del ro-pax con mayor capacidad de carga rodada de su clase que opera en líneas regulares nacionales y dispone de 100 conexiones eléctricas para unidades frigoríficas.

Con un peso muerto de 8.050 toneladas a un calado de 6,50 metros, cuenta con 203,28 metros de eslora, 25,60 metros de manga y 15 metros de puntal. Está propulsado por dos motores Caterpillar de 12.600 kw cada uno, que le permitirán mantener una velocidad de 24,15 nudos, y está equipado con ‘scrubbers‘.

Reducción del tiempo de viaje

La duración del viaje entre Cádiz y Arrecife se ha acortado en tres horas, de modo que cada miércoles llegará a las 19.30 a Lanzarote. La siguiente escala será en Las Palmas de Gran Canaria, donde atracará las 02:00 del jueves y en la madrugada continuará hacia Santa Cruz de Tenerife, para llegar a las 08:00.

En estos dos últimos puertos, además, se facilitan todas las combinaciones posibles con el servicio interinsular de la naviera, en una programación radial que conecta a todo el archipiélago. El buque amanecerá cada viernes en el puerto de Santa Cruz de La Palma, en una escala que garantiza el segundo embarque semanal de la producción platanera insular hacia los mercados peninsulares.

En el viaje de retorno, en la noche del viernes llegará a Santa Cruz de Tenerife y cada sábado atracará en Las Palmas de Gran Canaria, Puerto del Rosario y Arrecife, iniciando en la madrugada del domingo el retorno a Cádiz, a donde llegará a las 08.00 del lunes.