El transporte se siente abandonado por la Administración y empieza a hablar abiertamente de movilizaciones. Pese al ruido de fondo, la posibilidad tiene pocas posibilidades a la vista de anteriores convocatorias y la actual situación, que empuja a las empresas a intentar trabajar al máximo para sobrevivir en un entorno de gran incertidumbre.

CETM habla, no solo de un abandono administrativo, sino que hace extensible la mala situación del sector a la actitud de sus propios clientes.

En este mismo contexto, Fenadismer ha denunciado la entrada masiva de nuevos transportistas tras la desregulación del acceso al sector, toda vez que, según sus datos, la flota de vehículos ligeros ha aumentado en 6.300, mientras que en el transporte pesado, la eliminación del requisito de antigüedad ha permitido incrementar la flota en 11.500 vehículos.

El sector se siente abandonado por la Administración y maltratado por sus clientes.

Así mismo, esta misma semana también se ha dado a conocer el primer reparto provisional que ha hecho Transportes de las ayudas a la formación en 2021, con CETM, Fenebús y Fenadismer como principales beneficiarios.

Por otro lado, Comisiones Obreras ha echado más leña al debate sobre la escasez de conductores, al afirmar que «no faltan conductores, sino condiciones laborales dignas« y al afirmar que las empresas pretenden «contratar de forma temporal a personas jóvenes, con unas condiciones económicas de subsistencia y laborales de explotación».

En este contexto, los precios parece que tienden a subir, sobre todo por la falta de capacidad que implica esta escasez de chóferes, pero, sin embargo, este aumento de las tarifas se va en unos costes que también evolucionan al alza, especialmente el del combustible, uno de los principales costes de los transportistas.

La subida de los precios se va en los incrementos que están experimentando los costes, especialmente el gasóleo.

Por lo que respecta a los peajes, mientras Froet firma un manifiesto en contra del pago de peajes en las autovías, con el fin de evitar que esta medida se lleve a término, ya está en vigor la prórroga de las bonificaciones para camiones en el peaje de la AP-68 en La Rioja desde este 1 de noviembre y hasta septiembre de 2025.

Mientras, en el Reino Unido, para aliviar la escasez de conductores, han empezado a permitir operaciones de cabotaje ilimitadas durante 14 días para aliviar las presiones en sus cadenas de suministro y, al tiempo, se ha prorrogado la relajación de las normas de conducción y descanso hasta enero